Fantasía épica

Fantasía épica. Mi favorita, la que me da la vida, la que me hace sufrir, sentir… La fantasía épica es el género en el que me he especializado sin quererlo, sin buscarlo, pero es que me gusta tanto que he leído mucho y he aprendido montones de cosas. Eso sí, también sé que puedo aprender más.

Hoy vengo a hablarte sobre este subgénero de la fantasía ya que, al ser el que más disfruto, voy a hacerlo con especial cariño e ilusión.

¿Qué significa algo «épico»?

Si nos vamos a la RAE allí encontramos distintos significados:

  • Perteneciente o relativo a la epopeya o a la poesía heroica.
  • Dicho de un poeta: Cultivador de la poesía épica.
  • Propio y característico de la poesía épica, apto o conveniente para ella.
  • Grandioso o fuera de lo común.

Ahora bien, dejando a un lado la poesía, tenemos dos significados que parecen coincidir: el primero y el último. Por lo tanto, podemos decir que la palabra «épico» procede de la palabra epopeya. ¿Qué significa epopeya, entonces? Volvemos a la RAE y dice:

  • Poema extenso que canta en estilo elevado las hazañas de un héroe o un hecho grandioso, y en el que suele intervenir lo sobrenatural o maravilloso.
  • Conjunto de poemas que forman la tradición épica de un pueblo.
  • Conjunto de hechos gloriosos dignos de ser cantados épicamente.

En nuestro idioma, un poema que canta las hazañas de un héroe no es más que un cantar de gesta, como «Cantar de mio Cid». Resumiendo:

Épico = Epopeya = Cantar de gesta

Entonces, una novela de fantasía épica es una novela que narra hechos extraordinarios, como las hazañas y aventuras de un héroe, en los que suele intervenir lo sobrenatural, es decir, la fantasía.

Primeras obras de fantasía épica

Las raíces de la fantasía épica son antiguas, y mucho, pero si investigas un poco llegas a este punto: las primeras obras escritas fueron los libros de caballería, muy populares en Europa.

En Inglaterra los cantares de gesta dieron paso a las leyendas artúricas, relatos de fantasía épica medieval. De hecho, en el libro que leí hace bastante, tengo reunidos los relatos que narran la vida de Arturo y son una pasada. Mi favorito es «El caballero Verde» (ya te hablaré de este libro en otro post).

¿Qué decirte de los vikingos? Fueron importantes en las sagas islandesas, narraciones orales que pasaban de generación en generación, pero tomaron mucha más importancia e influencia a finales del siglo XIX. Lo que más me fascina de esta cultura es su afán de lucha. Siempre quieren pelear, siempre con las armas preparadas, hasta el punto de querer revivir a los enemigos para seguir combatiendo contra ellos.

Finalmente te hablaré de Tolkien, pero no mucho. Decirte que fue él quien impulsó la fantasía épica cuando publicó «El Señor de los Anillos», allá por el 1954/1955. Una obra que supongo conoces, ya sea por los libros o por las pelis de Peter Jackson que, dicho sea de paso, son obras maestras (no como «El Hobbit», en fin…).

También es sabido que «El Señor de los Anillos» es una secuela del libro que escribió para sus hijos, llamado «El Hobbit», y que en esa trilogía volcó mucho de su experiencia en la Primera Guerra Mundial.

Claves de la fantasía épica

Aquí solo me extiendo en dos puntos:

  • Grandes conflictos que son capaces de cambiar el destino del mundo, es decir, el enfrentamiento entre el bien y el mal.
  • Hay muchos personajes, aunque se suele centrar más en uno o dos.

Listo. Si estás leyendo un libro en el que lo importante es lo que ocurra en el mundo, que hay una fuerza oscura o maligna acechando al protagonista, que es el elegido para combatir esa oscuridad, estás ante fantasía épica.

Si el libro trata de un personaje taciturno, al que solo le importa sobrevivir y combate contra criaturas horribles porque han dominado el mundo y un objeto mágico tiene encerrado a la luz, sigues estando ante fantasía épica, pero mezclada con grimdark.

Esto es lo genial, que puedes mezclar la fantasía épica con otro subgénero y lo que haces es enriquecer la historia. Eso sí, cuidado con el subgénero y con el equilibro entre ambos. Mi consejo es que des más pinceladas de uno que de otro. En mi caso con Thalios he creado un personaje que encaja perfectamente con la fantasía grimdark, pero le doy mucha más importancia a la fantasía épica.

La fantasía épica después de Tolkien

Después de que Tolkien elevara la fantasía épica, hubo libros dignos de mención:

  • La Dragonlance. Esto básicamente mezcla a Tolkien con los juegos de rol. No he leído la trilogía entera, está en la estantería esperando su turno, pero lo que he leído mola mucho. Y más si te gusta el rol y has jugado a D&D. No he tenido el placer, pero sí he echado algunas partidas a uno llamado 13th Age que está muy guapo. Maga, por si te lo preguntas.
  • Canción de Hielo y Fuego, que no la he leído, pero sé de qué va, y Malaz. De este último sí que he leído, no todos los libros (estoy por empezar el séptimo) y he de decirte que está muy, muy bien. También viene del mundo del rol, por cierto, y aunque a veces (pocas) se notan las tiradas está bien escrito. Pero a lo que voy. Estas dos sagas tienen en común algunas cosas que me gustan mucho y que en la fantasía actual veo cada vez más. Esto es: buen desarrollo de personajes, personajes adultos que no son heroicos como ocurre con Tolkien (alguno quizá sí, pero se me entiende) y no existe conflicto entre el bien y el mal, sino un conflicto entre fuerzas. Esta última idea me fue tan interesante en su momento que probé cosas en algunos relatos.
  • Eragon. Reniego de esta saga, no me gustó y no me la acabé de leer, pero me sirve de ejemplo. A raíz de que Tolkien introdujera a los dragones en la fantasía, algunos escritores narraron historias sobre jinetes de dragón, como en el caso de Paolini. A este tipo de libros se les llamó «dragonadas», creo que hay gente que todavía las llama así, y su característica principal es que son historias de fantasía épica, pero con dragones tratados como mascotas grandes. A mí no es una idea que me apasione, me gustan más los dragones fieros que solo conocen el mal, que destruyen todo a su paso y que te acojonan vivo, pero reconozco que tener a un dragón como mascota y medio de transporte ha de ser una puta pasada.

Bien, esto ocurría en los años ochenta y principio de los años dos mil, y justo después llegaron Sanderson y Abercrombie. De Joe Abercrombie ya tenéis opinión mía por aquí.

Pero ¿qué puedo decir de Sanderson que no se sepa? Me parece un genio, de verdad. Lo más destacable, al menos para mí, es que crea esa «magia hard», con la que se carga la magia feérica. Con Sanderson no hay magia misteriosa en sus libros, todo lo contrario: la magia es controlable, de forma más científica podría decir, con reglas complejas para dar explicaciones a eso mágico que pueden hacer ciertas personas.

El otro tipo de magia, el que usa Tolkien, incluso yo misma, se le llama «magia blanda», pero no me enrollo más que eso da para un post entero.

Recomendaciones de libros de fantasía épica

Para terminar me gustaría recomendarte libros de fantasía épica que merezcan la pena leer, que tengan una historia apasionante:

  • La mejor venganza, de Joe Abercrombie, reseñado aquí.
  • Elantris, de Brandon Sanderson. Te pongo Elantris, pero lee cualquiera de este hombre. Crea unas historias increíbles.
  • Crónicas de la Dragonlance, de Margaret Weis y Tracy Hickman.
  • Malaz: El libro de los Caídos, de Steven Erikson, pero cuidado que es una decalogía muy tocha.
  • El Principio del Origen, de Alberto Juan Pessenda. Actualmente cuenta con su segunda parte publicada llamada «El Origen del Fin».
  • Neimhaim, de Aranzazu Serrano, que cuenta con dos volúmenes de momento.

Y si ya te has leído todos estos, te recomiendo el mío. Es fantasía épica, pero cortito porque es una introducción. Y si también te lo has leído, ¡mil gracias por la oportunidad!

Thalios I: El elegido de Morghael

Thalios, hijo del jefe de la tribu Roh-Ili, nació el mismo día que veneraban a su Dios. Esto provocó una gran expectación, pero esa felicidad no era compartida por las Ancianas pues creen que, con el futuro líder del clan, vendrán infortunios al haber nacido bajo la atenta mirada de Morghael, Señor del Fuego. Su padre, Ayak, le entrena a diario para convertirlo en el mejor guerrero y poder realizar la prueba Roh-Ili, así como liderar a los suyos en un futuro. Pero la desafortunada aparición del mensajero del Jhar de Ikarán, dará un giro inesperado a la vida de nuestro joven protagonista.


¡Y hasta aquí todo lo que quería contarte sobre la fantasía épica! Espero que te haya gustado y que te haya animado a leer más este tipo de libros. ¿Qué me cuentas tú? Te leo en comentarios. ¡Gracias por la visita!

¡Suscríbete si te gusta mi contenido! Y llévate de paso un cuaderno de lecturas digital.

¡Me suscribo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando estás aceptándola.    Más información
Privacidad