Amroch, el segundo al mando

Hoy toca hablar de uno de los personajes que más me gustan de toda la saga: Amroch.

Amroch es hijo de Hístak, el mejor amigo de Ayak (recordarte que es el jefe de la tribu), y el elegido para liderar a los roh-ili en caso de que el líder no hubiera tenido un digno sucesor.

Aquí reúno todo lo que puedo contarte de él sin hacerte spoiler.

De dónde viene la idea del personaje de Amroch

Como sabes cada personaje que creo tiene una historia. Por muy secundario que sea, por muy pequeño que sea su papel, suelo escribirle un pasado. A ver, si solo se nombra de pasada y no sale más en todo el libro… Tú ya me entiendes.

Amroch al principio era solo el hijo de Hístak, el niño llamado Síkel, y no tenía más papel (de hecho, no llegaba a llamarlo Amroch en ningún momento), pero luego busqué información sobre lobos porque me apetecía incluirlos de alguna forma y di con la criatura de la mitología inuit llamada amarok.

Tras leer una de las leyendas que reportó el geólogo danés Henry Rink, decidí darle un papel algo mayor.

Amarok, el lobo solitario

Según la mitología inuit, Amarok es un lobo gigantesco y solitario que devora a cualquiera que se atreva a cazar de noche. Aunque los lobos cazan en manada, este lo hace solo.

Henry Rink, además de las leyendas que ahora te cuento un poco por encima, también reportó que el término amarok era usado en Groenlandia para referirse a esta criatura, pero en otras regiones esquimales lo usaban para referirse a cualquier lobo.

Sin embargo, los reportes más modernos indican que la palabra amarok es usada por los inuits de las islas árticas de Canadá para referirse a la especie del lobo blanco Canis lupus arctos.

Leyendas sobre el lobo Amarok

Una leyenda que encontré dice que algunos cazadores salieron en busca de esta criatura, pero solo hallaron a sus cachorros. Los mataron y se refugiaron en una cueva desde donde vieron llegar al amarok. El animal, al ver a los cachorros muertos, fue al lago y comenzó a aullar. Entonces, aunque los cazadores seguían en la cueva escondidos, uno de ellos cayó muerto debido a que el amarok lo había descubierto y le había robado el alma de su cuerpo.

La otra leyenda, en la que me basé para crear al personaje, dice que un niño huérfano de padre fue abandonado y humillado por su tribu. El niño, llamado Kagsagsuk, invocó al señor de la fuerza y este se le apareció en forma de amarok y le proporcionó la fuerza suficiente para vencer a varios osos.

Así que bueno, cogí lo que más me gustó y lo llevé a Gala. Cada vez que leo la historia de Amroch en el primer libro de Thalios, recuerdo cómo la hice mía y por qué me gusta tanto.

Por qué no darle más protagonismo

Han habido lectores que me han preguntado que por qué le he dado a Amroch este papel y no uno más grande, ya que, al parecer, podía dar más juego.

Para mí todos los personajes tienen una línea temporal y cuando los voy a meter en una historia sé cómo van a acabar.

Bien, los personajes, aunque sean secundarios, han de tener fuerza. Todos los personajes han de ser tratados por igual, incluso los villanos. Consejo: tanto el protagonista como el villano han de tener unas fichas de personaje completísimas; sin embargo, para un secundario no es necesario tanto, pero sí hay que darle importancia a su historia y tener lo básico controlado.

Es por eso por lo que creo que Amroch causó esta impresión y la gente esperaba más. No te equivoques, tiene un papelón en El elegido de Morghael, así que si quieres saber a qué se refieren mis lectores te invito a leer el primer libro de Thalios.

Respecto a por qué no le he dado más protagonismo, la respuesta es sencilla: para mí, como autora, no daba más. ¿Lo podía haber estirado más? Sí, como si fuera un chicle, pero no lo vi justo porque al final se hubiera quedado corto.

Thalios I: El elegido de Morghael

Un papel más grande requería hacer de nuevo su ficha, revisarla, pero ¿para qué? Cuando no hallé respuesta a esta pregunta, decidí dejarlo con su papel pequeño, así, pienso, es más impactante.


Espero que te haya gustado esta entrada, aunque se haya quedado un pelín corta en cuanto a hablar de Amroch, pero me cuesta mucho hablar sin hacerte spoiler, de verdad. ¡Gracias por pasarte!

¡Suscríbete si te gusta mi contenido! Y llévate de paso un cuaderno de lecturas digital.

¡Me suscribo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continúas navegando estás aceptándola.    Más información
Privacidad